Escorpión que habita las dunas costeras de Los Choros se encuentra en peligro de extinción

escorpion

Brachistosternus cepedai, el primer escorpión en categoría de conservación en Chile y el Cono Sur, se ve amenazado por la acción del hombre en su hábitat: las dunas costeras.

El pastoreo indiscriminado, la extracción de vegetación nativa, el desarrollo inmobiliario, la minería y el contrabando como mascotas. Estas son solo algunas de las amenazas que enfrenta el escorpión de Cepeda (Brachistosternus cepedai), una especie endémica que habita exclusivamente en los sectores dunarios costeros del norte de la Región de Coquimbo y el sur de la Región de Atacama, y que hace algunos días ha sido declarada en peligro de extinción en el 13°proceso de clasificación de especies del Ministerio de Medio Ambiente (MMA).

La especie endémica del Norte Chico de Chile fue descrita el año 2007 en la revista Zootaxa (WoS) por un grupo de investigadores, entre los que se encuentran Jaime Pizarro-Araya, del Laboratorio de Entomología Ecológica de la Universidad de La Serena, y Andrés Ojanguren-Affilastro, del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (CONICET), quienes presentaron los antecedentes al MMA para su clasificación. “Hemos realizado una serie de estudios por 10 años para determinar que esta especie tiene una distribución extremadamente particular, muy acotada a las dunas costeras de Los Choros, y que dada sus características poblacionales, debía ser propuesta en el 13° proceso de clasificación de especies”, explicó Pizarro-Araya, quien agregó que se trata del primer escorpión en categoría de conservación en Chile y del Cono Sur.

La distribución confirmada de la especie va desde Playa Los Choros, hasta Caleta Chañaral, en un área de unos 50 Km. de largo, por unos 15 Km. de ancho. Además, está presente en los sectores de dunas de la isla Damas de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt (e isla Gaviota). También se considera que la distribución potencial del escorpión sólo podría extenderse unos 30 Km. más hacia el norte, hasta el margen sur de la desembocadura del río Huasco (Región de Atacama).

Brachistosternus cepedai es un escorpión de aspecto grácil y de pequeño tamaño que raramente supera los cinco centímetros. Posee un color amarillo pajizo uniforme sin manchas oscuras y pertenece a la familia Bothriuridae (Scorpiones).

Es una especie considerada ultra-psamóphila, lo que significa que posee adaptaciones particulares para vivir exclusivamente en sustrato arenoso suelto. Las particulares características morfológicas de este escorpión, implican una hiper-especialización ultra-psamóphila a este tipo de ambiente, lo que no hace viable su presencia fuera de esta zona, ni siquiera en áreas cercanas con ambientes ligeramente diferentes.

El escorpión de Cepeda es una especie dedicada al Dr. Jorge Cepeda, académico del Departamento de Biología de la Universidad de La Serena, pionero en los estudios ecológicos de artrópodos del desierto chileno.

Principales amenazas del escorpión de Cepeda

El mayor problema para la conservación de la especie, es el impacto de la acción del hombre en su hábitat: las dunas costeras. Los expertos advirtieron que las principales amenazas, actuales y potenciales, son la falta de conciencia ambiental en relación al pastoreo indiscriminado y falta de manejo del ganado caprino y ganado equino, la extracción de vegetación nativa para su utilización como recurso energético, y el desarrollo inmobiliario ya que se trata de un borde costero que se ha visto impactado en los últimos años por la construcción de proyectos de vivienda secundaria.

El investigador de la ULS destacó además que su comercialización en el extranjero como mascota exótica y los posibles efectos a su ecosistema que acarrearía la instalación de proyectos mineros, son otras de las amenazas detectadas.